Publicidad

Condenado medico que vendia recetas para medicamentos adictivos en Los Angeles

recetas medicamentos

- Getty Images

Cargos pendientes

LOS ÁNGELES, California – Un médico de Granada Hills de 55 años de edad fue encontrado culpable el miércoles de una docena de cargos criminales graves por vender recetas de oxicodona en su clínica particular, muchas de ellas a agentes federales que posaron como drogadictos.

Un jurado federal en Los Ángeles no logró salir de la indecisión ante cinco cargos restantes, entre ellos el más serio que atestaba que el Dr. Masoud Bamdad recetó medicamentos contra el dolor a un estudiante de 23 años de Cal State Northridge que murió a causa de éstos.

El juez de distrito George H. Wu le dijo al panel de seis hombres y seis mujeres regresar a la sala para tratar de resolver el impasse en relación a esos cargos.

Los fiscales argumentaron ante el jurado que el médico nacido y educado en Irán se estaba embolsando hasta $30 mil semanales con la venta de recetas para obtener oxicodona – el opiáceo sintético controlado a nivel federal, también conocido como OxyContin. Entre sus clientes se encontraban, según los fiscales, individuos menores de 21 años.

“Era una máquina dispensadora – inserta el dinero, obtén drogas”, dijo la fiscal federal Stephanie Christensen al jurado la semana pasada. “No le importaba si sus clientes padecían o no dolor. Los recetaba porque le daban dinero”.

Pero el abogado de Bambad argumentó que el médico sólo estaba actuando como un cuidador compasivo cuando prescribió medicamentos a pacientes que lo habían convencido de padecer dolor.

Bamdad también fue acusado de provocar la muerte de Alex Clyburn, quien murió de una sobredosis en las instalaciones de una clínica de tratamiento para adictos en Pasadena tras ingerir rondas de píldoras que Bamdad presuntamente le recetó dias antes.

El doctor se defendió y rechazó enojadamente los cargos, argumentando que los agentes encubiertos lo habían acorralado en videos grabados de forma secreta.

“Yo confío en el paciente”, dijo Bamdad. “Si me dicen que padecen dolor y saben qué medicamentos pueden ayudarles, se los receto. Estaba haciendo todo lo que podía por mis pacientes. No estaba administrando un 7-Eleven. Yo honro la palabra de mis clientes”.

El jurado empezó a deliberar el pasado viernes.

Si es condenado por todos los cargos, incluido el cargo especial sobre la muerte de Clyburn, Bamdad podría enfrentar una sentencia de cárcel de por vida. De momento, enfrenta al menos 20 años de prisión por los cargos actuales.

Christense dijo que Bamdad hizo una fortuna traficando recetas para narcóticos de Categoría II a “clientes” que nunca fueron examinados y con quien usó argot para referirse a las píldoras, así como discutir su precio.

Publicidad

Publicidad