Publicidad

Tres jovenes del Sur de California fueron encontrados muertos en Tijuana

Huellas de violencia

TIJUANA, Baja California - Tres estadounidenses, dos hombres y una mujer, además de una mexicana, fueron asesinados y sus cuerpos hallados el sábado con señales de violencia en la ciudad fronteriza de Tijuana, informó la Procuraduría de Justicia estatal.

"Dos de los cuerpos que correspondían a personas del sexo femenino fueron identificadas como Briana Hernández Aguilera, de 19 años, de Estados Unidos y Carmen Jimena Ramos Chávez, de 20, de México", detalló la Procuraduría del estado de Baja California, donde se ubica Tijuana.

"Las dos personas de sexo masculino eran Oscar Jorge García Cota, de 23 años y Luis Antonio Games Jr., de 21, ambos originarios de Estados Unidos", detalló el organismo en un comunicado.

Los cuerpos de las cuatro víctimas, localizados el sábado, estaban putrefactos en el interior de una camioneta que fue abandonada en una calle en el este de Tijuana, frontera con Estados Unidos.

Además, los cadáveres estaban cubiertos con cobijas y presentaban huellas de violencia, incluidas heridas y escoriaciones en diversas partes, informó la Fiscalía.

Una fuente de la procuraduría dijo a la AFP que "Briana dijo a su familia que iría a divertirse a Tijuana el jueves pasado, pero ya por la tarde ella no contestó el teléfono celular" y "desde entonces la empezó a buscar su mamá quien vive en San Diego", California, en la frontera con esa ciudad mexicana.

De acuerdo a la fuente, incluso antes de cruzar dejaron su vehículo en un estacionamiento de San Ysidro, California, ante el temor de que se lo robaran en Tijuana.

Bernard Gonzáles, portavoz del Departamento de Policía de Chula Vista, dijo que un amigo le dijo a los padres de las mujeres que ellos fueron a Tijuana para divertirse en los clubes el jueves por la noche. Se reportó su desaparición al día siguiente, cuando no contestaron sus celulares.

Gómez agregó que familiares de una de las víctimas dijo a las autoridades que ellos conocían a narcotraficantes, y que una de las mujeres había consumido cocaína, reportó The Associated Press.

Cientos de jóvenes estadounidenses cruzan la frontera para divertirse en Tijuana, aunque la ola de violencia desatada por el narcotráfico redujo notoriamente esa estadía temporaria.

Tijuana es uno de los puntos donde el gobierno mexicano intensificó la presencia de las fuerzas del orden, dentro de un operativo que moviliza a 36 mil militares encargados de luchar contra los cárteles de la droga en casi todo el país. Las disputas entre narcotraficantes provocaron más de 7,300 homicidios desde 2008 en México.

Publicidad

Publicidad