Publicidad

La industria pornográfica amenaza con llevar la Medida B a corte

Condones

Los representantes de la industria pornográfica consideran que tienen una buena oportunidad de pelear el caso en la corte.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Polemica por repartición gratuita de condones a jóvenes

VIDEO:  Dan condones gratis a jóvenes - Univision

Ver videos
Sin condón no hay pornografía, la medida afectará a la industria en California

VIDEO:  Sin condón no hay pornografía - Univision

Ver videos

 

LOS ÁNGELES, California - Los votantes del Condado de Los Ángeles decidieron el pasado martes que los actores de las películas pornográficas que se filman localmente deben utilizar condones en sus producciones.

Esta nueva ley, Medida B, que fue concebida y financiada por AIDS Healthcare Foundation recibió el apoyo del 54% de los angelinos. Pero ahora enfrentará posiblemente una batalla legal en la corte.

James Lee, portavoz de la campaña en contra de la Medida B llamada No on Government Waste Committee, dijo a La Opinión que las consecuencias para esta industria se traduce en miles de dólares de incremento a los permisos para grabar y el impacto a la economía local significa la posible pérdida de los 10,000 empleos que proveen estos negocios.

Los representantes de la industria pornográfica consideran que tienen una buena oportunidad de pelear el caso en la corte porque la nueva ley contiene elementos que ellos creen que son inconstitucionales.

Con respecto a este argumento, Weinstein considera que es un tema de protección laboral y que ningún juez decidirá en contra de proteger la salud de los empleados.

Esta industria calcula que contribuye con 1,000 millones de dólares a la economía del condado.

"Después de que AIDS Healthcare Foundation gastó millones de dólares en pasar la Medida B, la industria de cine para adultos no se quedarán inmóviles para dejar que ellos destruyan nuestro negocio", declaró Diane Duke, directora ejecutiva de Free Speech Coalition, la organización que presenta a la industria pornográfica.

Pero Michael Weinstein, presidente de AHF, dijo que los votantes ya hablaron y que reconocieron este tema como una cuestión de salud.

"La Junta de Supervisores y el Departamento de Salud Pública tienen el mando de hacer lo que los votantes aprobaron… millones de personas fueron a las urnas pensando en sexo seguro", dijo Weinstein.

Whitney Engeran-Córdova, director de Salud Pública de AHF, agregó que esta industria tiene que darse cuenta que las personas que votaron a favor de la Medida B no sólo son votantes, sino también consumidores.

"Si ellos continúan peleando esta medida significa que no están escuchando a sus clientes", dijo Engeran-Córdova.

Si la industria pornográfica no logra invalidar la Medida B por la vía legal, Lee teme que los negocios pequeños se vayan del condado –o hasta del estado–. Es más, algunos ya están evaluando mudarse a otras ciudades.

Publicidad

Publicidad