Ex agente de LAPD sospechoso de tres homicidios; amenaza matar policías

Ex agente de LAPD sospechoso de doble homicidio; promete más muertes

Ex LAPD jura muertes en manifiesto

Ex officer threatens to kill LAPD agents

Christopher Dorner amenaza asesinar a cualquier policía. Es un ex francotirador que es...

Christopher Dorner is a former sniper with tours in Afghanistan. He was recently fired ...

Temp. Season 2012 | 02/07/13 | 02:47  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Toma de Posesión Obama's inauguration

Ex LAPD jura muertes en manifiesto

Ex officer threatens to kill LAPD agents

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Christopher Dorner amenaza asesinar a cualquier policía. Es un ex francotirador que estuvo en Afganistán y fue despedido recientemente de LAPD.
02/07/13 | 02:47 Disponible hasta 02/07/13
Univision

 

LOS ÁNGELES, California – La indignación, frustración y resentimiento de un ex oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD por sus siglas en ingles) creció tanto a raíz de su despido en 2009 que hoy, tras tres homicidios y la publicación de un manifiesto lleno de amenazas, es el hombre más buscado del Sur de California.

Christopher Jordan Dorner, un ex reservista de la Marina de 33 años con entrenamiento de francotirador, es el principal sospechoso en el asesinato del domingo de Monica Quan y Keith Lawrence en un estacionamiento privado de Irvine, California. El padre de la mujer es Randy Quan, un ex agente de LAPD que representó a Dorner en las audiencias que concluyeron con su despido por hacer acusaciones falsas.

En conferencia de prensa este jueves, el jefe de LAPD, Charles Beck, dijo que Dorner también estuvo involucrado en dos balaceras esta madrugada en las ciudades de Chino y Riverside, las cuales tuvieron un saldo de dos oficiales heridos y uno muerto. Además, oficiales de LAPD se equivocaron en identificar el vehículo del sospechoso en el área de Torrance y dispararon e hirieron a dos sujetos inocentes.

Beck explicó también que Dorner es sospechoso de amarrar a un hombre de 81 años en San Diego este miércoles e intentar robar su bote, aunque no pudo hacerlo funcionar.

Aunque las investigaciones continúan por el doble homicidio, un manifiesto presuntamente escrito por Dorner ha sido obtenido por LAPD y varios medios de comunicación locales en el que el ex reservista de la Marina amenaza a varios oficiales de alto rango de LAPD, a los involucrados en la audiencia que acabó con su despido y, en general, a cualquier policía por la cultura de violencia, encubrimiento y racismo que hay en la agencia.

Dorner explica en su manifiesto que su vida ha terminado y que no le importa morir.

Dorner fue despedido de LAPD a inicios de 2009 por hacer falsas acusaciones contra una de sus colegas. Las audiencias ocurrieron luego de que Dorner acusó a una oficial de patear varias veces a un hombre con esquizofrenia en el rostro y pecho, algo que fue corroborado por diversos testimonios, según alega en su manifiesto.

De acuerdo al texto, amenazar de muerte a agentes de LAPD es la única manera que Dorner tiene para limpiar su nombre y forzar cambios sustanciales en el departamento, luego de agotar todas las vías legales. Como consecuencia de su despido, explica el manifiesto, Dorner no solamente perdió su empleo como policía, sino que también su carrera en la Marina, sus credenciales de seguridad y, más importantemente, la relación con su familia y amigos cercanos.

“En esencia, he perdido todo porque LAPD dañó mi nombre y sabía que era inocente”, lee una parte del manifiesto de Dorner.

“No soy un aspirante a rapero, no soy un pandillero, no soy un vendedor de drogas, no tengo varias madres para mis hijos. Soy un estadounidense por elección, soy un hijo, soy un hermano, soy un miembro del servicio militar, soy un hombre que ha perdido completamente la fe en el sistema, cuando el sistema me traicionó, calumnió y libeló”, agrega.

Dorner trabajó para LAPD desde febrero de 2002 hasta septiembre de 2008. Fue despedido en enero de 2009.

De acuerdo a David Maggard, jefe del Departamento de Policía de Irvine, el caso está siendo manejado por varias agencias, incluyendo LAPD, FBI y U.S. Marshalls.

“El departamento sabe que Christopher Dorner ha hecho amenazas contra varios miembros de LAPD y tomamos esas amenazas muy seriamente, como lo hacemos con cualquier amenaza a nuestro personal o el público”, lee un comunicado oficial de LAPD.

Lea a continuación parte del supuesto manifiesto de Dorner:

“Despedir oficiales porque exponen la cultura de mentira, racismo (desde la academia) y uso excesivo de fuerza cambiará inmediatamente. El Buro de Estándares Profesionales no puede controlar a los suyos y eso ya ha sido probado. La cultura de encubrimiento (“blue line”) será cortada para siempre y un cambio cultural será implantado. Han despertado un gigante durmiendo.

Estoy aquí para cambiar y hacer nuevas políticas. La cultura de LAPD contra la comunidad y buenos/honestos oficiales necesita y cambiará. Estoy aquí para corregir y calibrar sus brújulas morales hacia el verdadero norte.

Esos oficiales caucásicos que entran a divisiones del Buró del Sur (77th, SW, SE y Harbor), solamente con la intención de victimizar minorías que son poco educados e informados sobre leyes criminales o civiles o derechos civiles. Prefiere el Buró del Sur porque el uso de fuerza letal es probable y la persona sobre la que lo apliques probablemente no lo reportará. Son un objetivo de alto valor.

Esos oficiales negros en rangos de supervisor que se quedan en el Buró del Sur (aunque viven en el Valle o el Condado de Orange) con la sola intención de vengarse con subordinados caucásicos por el dolor y hostilidad que les dieron sus mayores. Son un objetivo de alto valor. También han perpetuado el ciclo de racismo en el departamento. Están creando una nueva raza de oficiales caucásicos prejuiciosos cuando los humillan y los tratan injustamente.

Esos oficiales hispanos que victimizan a su propia raza porque son nuevos inmigrantes en este país y no conocen sus derechos civiles. Los llaman ‘mojados’ en su cara y los humillan frente a otros oficiales para recibir algún tipo de aceptación de tus colegas. No me impresionan. Lo más probable es que sus padres o abuelos fueron inmigrantes en algún momento, pero se han olvidado de eso. Son un objetivo de alto valor.

Esas oficiales lesbianas en posiciones de supervisores que van a trabajar, día tras día, con la única intención de intentar probar su autoridad (no feminismo) para degradar a oficiales hombres. Son un objetivo de alto valor.

Esos oficiales asiáticos que se quedan a un lado y observan todo lo que mencioné anteriormente en lo que participan otros oficiales diariamente pero no dicen nada, no se para por nada ni protegen nada. ¿Por qué? Porque “no les gusta el conflicto”. Son un objetivo de alto valor.

Esos que “van con la corriente para llevarse bien” no tienen temple y destruyen las bases del valor. Ustedes son quienes permiten que otros sean culpables de mala conducta. Son tan culpables como aquellos que rompen el código de ética y promesa que juraron”.