Cambio de rostros en la política angelina

Convocan electores para el martes

Rumbo a las elecciones

Rumbo a las elecciones

Hacen llamado a los electores para obtener el voto de la comunidad centro americana.

Hacen llamado a los electores para obtener el voto de la comunidad centro americana.

Temp. Season 2012 | 03/02/13 | 00:48  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Hacen llamado a los electores para obtener el voto de la comunidad centro americana.
03/02/13 | 00:48 Disponible hasta 03/02/13
Univision

 

LOS ÁNGELES, California - De este tamaño será la responsabilidad de los votantes de Los Ángeles en la elección primaria del 5 de marzo y en la general del 21 de mayo: por primera vez en la historia de esta ciudad -según expertos- ellos designarán a la mayor cantidad de nuevos funcionarios a distintos cargos locales.

"Esto significa nuevos rostros, perspectivas, acercamientos y, ojalá, una nueva manera de resolver los retos que enfrenta Los Ángeles", comenta Fernando Guerra, director del Centro para el Estudio de Los Ángeles. "Pero también representa inexperiencia, falta de antecedentes de muchos problemas fiscales. Es algo positivo y negativo", continúa el politólogo.

En total, doce oficinas municipales estarán en juego en las siguientes semanas (alcaldía, procuraduría, contraloría y nueve curules del Cabildo) y sin la participación de la gran mayoría de sus titulares, por la conclusión de sus términos, el gobierno de Los Ángeles recibirá una ola fresca de representantes.

Analísticas políticos coinciden en que los antecedentes y propuestas de algunos postulantes traerán ideas progresistas al Ayuntamiento que podrían beneficiar a los inmigrantes. Citan a Gil Cedillo, el aspirante al Distrito 1 y quien por 15 años los ha defendido en Sacramento; y a Eric Garcetti, candidato a alcalde y promotor de iniciativas locales a favor de ese grupo.

"Tienen la visión para mejorar la situación de esta gente", afirma Esteban Torres, quien representó al área de Los Ángeles en el Congreso de 1983 a 1999. "Lo que han hecho nos dice que traerán los cambios que necesitan las comunidades de inmigrantes", agregó.

La ventaja en esta ocasión, resaltan expertos consultados por La Opinión, es que los aspirantes de otras etnias están incluyendo a los migrantes en sus agendas. Como las candidatas a la Alcaldía, la concejala afroamericana Jan Perry y la contralora Wendy Greuel, que apoyan una reforma migratoria y normas que evitan decomisos de coches a los sin papeles, y se oponen a las deportaciones por delitos menores.

"Debemos asegurar que la población migrante tenga una oportunidad de educación, un camino a la ciudadanía", dijo Greuel en una entrevista con La Opinión hace unas semanas.

"Viene el cambio", asegura Richard Polanco, quien estuvo en la legislatura de 1986 a 1998.

Si bien hay un nutrido grupo de "externos" en la lista, también hay nombres conocidos en el ámbito político: se están postulando seis ex legisladores estatales (Mike Feuer por la Fiscalía, Cedillo por el Distrito 1, Bob Blumenfield en el 3, Felipe Fuentes en el 7, y Curren Price y Mike Davis en el 9).

"Ciertamente significa que entienden cómo se desarrolla la política, pero también que solían elaborar amplios proyectos de ley que no atienden asuntos específicos de los constituyentes", indicó Guerra.

Dos concejales (Paul Koretz en el Distrito 5 y Joe Buscaino en el 15) y el procurador municipal (Carmen Trutanich) quieren permanecer otro período y cuatro funcionarios buscan otros escaños (Garcetti, Perry y Greuel quieren la alcaldía y el concejal Dennis Zine, la contraloría).

Mientras tres jefes de personal de oficinas del Concejo (Ana Cubas, aspirante del Distrito 9; José Gardea, del 1; y Mike Bonin, del 11) y un ex vicealcalde (Matt Szabo, candidato al 13) intentan ser ediles.

No hay una sola jurisdicción sin un aspirante que esté conectado a la política.

"Con este cambio, las leyes y los valores políticos no se modifican, sólo el enfoque del concejal", precisa Cubas, la única hispana que pretende entrar al Cabildo. Si ella y las otras cinco mujeres que compiten en esta elección no logran ganar, sólo hombres mandarán en ese cuerpo legislativo.

"No es justo", comenta Cubas, de origen salvadoreño. "Las mujeres somos dueñas de negocios, trabajamos, pagamos impuestos, debemos tener representantes en el Concilio".

 

Y los otros políticos que se van

Cada vez más se les está haciendo costumbre a los legisladores estatales que representan el área de Los Ángeles buscar un asiento en el Concejo de la ciudad cuando se les acaba el tiempo en la legislatura.

Así tenemos al padre del Dream Act de California, el ex senador y exasambleísta de Los Ángeles Gil Cedillo que anda ahora en contienda por el Distrito 1 del Concejo de Los Ángeles.

También el exasambleísta demócrata de Sylmar, Felipe Fuentes es candidato por el distrito 7 para el Concejo Angelino.

A otros legisladores no se les ha acabado por ley su permanencia en el Capitolio Estatal, pero ya buscan nuevos aires políticos y que mejor que el atractivo Concejo de Los Ángeles.

En esa situación está el asambleísta demócrata de Woodland Hills, Bob Blumenfield quien contiende por el Distrito 3 y el asambleísta demócrata de Los Ángeles, Mike Davis en campaña por el distrito 9. Si ganan regresan a casa a la gran urbe, con uno de los mejores sueldos del país y más prestaciones laborales que en sus cargos como asambleístas. Y si pierden, no pierden nada, pues se quedan a concluir sus límites legislativos en la legislatura estatal.

"Este ir y venir, lo que se conoce como sillas musicales se debe a los cambios en los límites legislativos (los famosos term limits en inglés)", explica Jaime Regalado, profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles, y exdirector del Centro de Políticas Públicas Pat Brown.

"Antes lo usual era que primero aspiraran a un asiento en el poderoso concejo angelino y luego ya una vez con experiencia en materia de gobierno municipal, buscaban llegar a la legislatura de California pero hoy el juego ha cambiado y estamos viendo lo opuesto", agrega el profesor.

"Esto no es algo malo. Aunque algunos prefieren las caras nuevas y rechazan a los que quieren hacer carrera política para otros es bueno tener gente con experiencia en el gobierno", opina el experto.

El exsenador y exasambleísta Cedillo dice que tener gente como él en el Concejo de LA es bueno porque le ayuda a la ciudad tener concejales con conexiones en Sacramento y que sabe como funciona el gobierno estatal. "Nos conocemos unos a otros y sabemos qué puertas tocar", observa.

Actualmente el Concejo de Los Ángeles compuesto por 15 miembros, tiene a por lo menos cuatro exlegisladores estatales: el exasambleísta y expresidente de la Asamblea de California, Herb Wesson quien es el Presidente del Concejo; al exasambleísta demócrata Paul Krekorian; el exasambleísta demócrata Paul Koretz, el exsenador Richard Alarcón quien incluso renunció al cargo de asambleísta, en 2007, a los tres meses de haber llegado para irse al Concejo. El año pasado intentó dejar el Concejo para irse de regreso a la Asamblea pero perdió la elección primaria.

El exasambleísta demócrata de South Gate, Héctor de la Torre quien ahora es miembro de la Junta Estatal de Recursos del Aire y miembro de la Junta Directiva de Occidental College coincide en que esta tendencia de ver a más legisladores de Los Ángeles en contienda por un escaño del Concejo de Los Ángeles tienen que ver con los límites legislativos y que quieren seguir en el servicio público.

"Ahora quizá va a ser un poco diferente porque con el cambio a los límites legislativos que hicieron los electores en noviembre ya van a poder permanecer 12 años ya sea en la Asamblea o el Senado", comenta.

En 1990, se limitó a los legisladores a que sirvan tres periodos en la Asamblea Estatal y dos en el Senado Estatal. Pero los límites legislativos fueron modificados por los votantes en junio de 2012 cuando aprobaron la proposición 28 que permite a los legisladores servir un máximo de 12 años.

Pero más allá de los límites, De la Torre considera que regresar a un cargo en el Concejo es una oportunidad para estar más cerca de la familia. "Es una gran diferencia porque como legislador tienes que estar cuatro días a la semana fuera de casa, nueve meses al año. Es un sacrificio aunque muchos no lo ven así", explica.

El ex senador y ex asambleísta Cedillo completa que otra cosa que los electores no ven es que a los legisladores estatales cada vez más la Comisión Estatal de Compensación de los Ciudadanos les ha bajado el sueldo. "La gente no sabe que tenemos que mantener dos casas: una en Los Ángeles y otra en Sacramento. Y muchos tienen que vivir como estudiantes en una casa con varios compañeros legisladores. Además no tenemos una pensión como si la tienen los concejales de Los Ángeles", expone.

"Yo no tenía problema porque no tengo una esposa e hijos que mantener pero para los legisladores con varios hijos en especial los republicanos que tienen muchos, es muy duro", indica.

En promedio el sueldo de los legisladores estatales es de 90,000 dólares al año, mientras que para los concejales de Los Ángeles es de 178,789 dólares al año.