LA también marchó por la reforma

LA también marchó por la reforma

LA también marchó por la reforma

La also marched for the immigration reform

Inmigrantes y activistas realizaron un acto de apoyo a la reforma migratoria frente a l...

Activists organized a march in front of Senator Feinstein's office in West Los Angeles.

Temp. Season 2012 | 04/11/13 | 02:42  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Toma de Posesión Obama's inauguration

LA también marchó por la reforma

La also marched for the immigration reform

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Inmigrantes y activistas realizaron un acto de apoyo a la reforma migratoria frente a la oficina de la senadora Feinstein en Los Ángeles
04/11/13 | 02:42 Disponible hasta 04/11/13
Univision

 

LOS ÁNGELES - Rosa Ayala tiene 69 años de edad y tremenda garganta: "¡Obama, escucha, estamos en la lucha!".

Era el grito que doña Rosa hacía resonar durante toda la marcha de ayer en Westwood, donde cientos de manifestantes tomaron la esquina de los bulevares Santa Mónica y Sepúlveda.

Originaria de El Salvador, doña Rosa llevaba ayer, como lo ha hecho desde hace más de una década en todas la marchas en las que ha participado, una enorme "Green Card" que ella misma hizo y que ya luce muy desgastada.

"La tengo desde el 2001 y es la que voy a traer hasta que me den mi mica", comentó en medio de otro pegajoso cántico.

"¡No que no, sí que sí, ya volvimos a salir!", coreaban al unísono los participantes de la marcha y en el mitin organizado al mediodía frente a la oficina de la senadora federal Dianne Feinstein.

Ante el enfado de algunos automovilistas y el apoyo de otros que tocaban las bocinas de sus vehículos, los manifestantes tomaron las calles.

El objetivo fue llamar la atención de la senadora Feinstein y demás legisladores para que actúen a favor de una reforma migratoria que ofrezca un camino a la ciudadanía de los 11 millones de indocumentados que se estima hay en el país, expuso Raúl Murillo, director de Hermandad Mexicana.

El bloqueo de estas importantes vialidades duró unos diez minutos, tiempo suficiente para que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) llamara a su unidad antimotines y controlara la movilización.

Los participantes, unos mil según los cálculos más optimistas, marcharon a lo largo de tres cuadras con pancartas y carteles que consignaban la necesidad de un cambio en las leyes de inmigración para no separar a las familias y reforzar la economía.

Al final de la movilización no se reportaron arrestos y para la 1:30 de la tarde ya se habían retirado de las afueras de la oficina de la senadora Feinstein, quien emitió una declaración por escrito.

"Apoyo fuertemente una reforma migratoria amplia... No he visto los detalles de la iniciativa producida por el grupo bipartidista de los ocho senadores, pero el presidente del Comité Judicial ha dicho que habrá una audiencia la próxima semana", dice parte del comunicado.

La movilización fue parte de las acciones que a nivel nacional se realizan, principalmente en Washington D.C., para presionar por una reforma migratoria.

Hacia las 3:30 de la tarde inició otra marcha en el Centro Cívico de Van Nuys, en la cual participó un centenar de personas que se dirigieron a la oficina del congresista Brad Sherman, quien también emitió un comunicado.

"Nuestro sistema de inmigración no funciona y entiendo su frustración", señalaba el escrito. "Creo en una reforma migratoria amplia involucra la reunificación de familia y ofrece un camino a la ciudadanía... Estoy ansioso por ver las medidas propuestas por el Senado y trabajar".

Las movilizaciones en Los Ángeles estuvieron organizadas por sindicatos y organizaciones como CHIRLA, KIWA, CARECEN, COFEM, Hermandad Mexicana, entre muchas otras.