En los últimos veinte años, el voto latino angelino se ha triplicado. De acuerdo a encuestas recientes, ni Garcetti ni Greuel vencerían en el 21 de mayo sin conseguir el voto hispano.