Niños de LA piden al Papa por la reforma

Un grupo de niños entregó a representantes de la Arquidiócesis de los Ángeles cartas dirigidas al Papa Francisco en donde le piden que interceda para acabar con la desintegración familiar debido a las deportaciones.

Niños y adolescentes se congregaron esta mañana junto a la imagen de la Virgen de Guadalupe, en la Plaza de la Catedral Nuestra Señora de Los Ángeles, para leer sus cartas en donde muestran su temor y tristeza por la deportación o posible deportación de uno de sus padres.

El evento fue organizado por la Coalición de los Derechos Plenos para los Inmigrantes y las cartas fueron recibidas por el párroco auxiliar de la catedral, Paúl Velázquez.

“A la gran mayoría de estos niños les han deportado a alguno de sus padres, a sus lugares de origen, México u otros lugares”, dijo Francisco Moreno del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM). “En sus cartas les piden que interceda al Papa Francisco para que, de alguna manera con su voz poderosa desde el Vaticano pueda apoyar a que se detengan las deportaciones”, añadió. 

Como lo destacó Moreno, el contenido de las cartas expresaba la tristeza de los niños por la ausencia de sus padres, especialmente el de Jersey Vargas, quien cumplió diez años el jueves 9 de enero mientras su padre se encuentra encarcelado en Tennessee, con una posible orden de deportación.

Al escasear el trabajo en Los Ángeles, su padre viajó hacia ese estado sureño, desde donde enviaba dinero para ayudar a la familia, hasta que fue arrestado en septiembre del año pasado.

“Mi deseo de cumpleaños es que mi papá pueda estar conmigo en mi cumpleaños porque ese día es muy especial para mí y mi papá es muy importante”, dijo la pequeña Jersey mientras leía su carta que enviará al Papa. “Gracias a mi papá tengo una vida y una maravillosa familia.

Creo que es injusto que la policía juzgue a mi papá por el color que es y de donde viene”  Gloria Saucedo, de la Hermandad Mexicana Transnacional, destacó que  “los que más sufren y son los más ignorados son los niños de un hogar. Ellos son los que están viendo como tienen miedo los papás, cuando salen, de que les vaya a agarrar la migra”, dijo Saucedo. “Tenemos un Papa que se ha destacado por ser una persona de la comunidad y por eso le estamos pidiendo a él que venga e interceda para que paren las deportaciones y no separen las familias”.

La coalición también le enviará una carta al Papa Francisco en donde le piden una audiencia para la Semana Santa de este año, para exponerle el drama de la separación de las familias y entregarles más cartas escritas por niños que piensan recolectar hasta esa fecha.