Ex administrador de Bell culpable de evasión de impuestos

Robert Rizzo.jpg

Robert Rizzo ex administrador de la ciudad de Bell admitió culpabilidad en evasión de impuestos.

- Getty Images

El exadministrador de Bell, Robert Rizzo, se declaró culpable esta mañana de cargos de evasión de impuestos. Rizzo podría enfrentar una probable sentencia de 10 años de cárcel, indicó su abogado James Spertus.

En una declaración de 21 páginas, el ex funcionario de 59 años, admitió culpabilidad por los cargos de conspiración y de presentar declaraciones de impuesto falsas ante el Servicio de Rentas Internas (IRS).

Rizzo se presentará en la misma corte federal de Los  Ángeles el próximo 10 de marzo para recibir sentencia oficial.  Su abogado dijo que espera su cliente pueda recibir sentencia estatal el 12 de marzo si no hay “más retrasos”.

“Este es el único caso que yo conozco en el que el acusado se quiere declarar culpable y las autoridades lo retrasan”, señaló Spertus. El abogado expresó que quiere que su cliente reciba su sentencia lo antes posible, al igual que Angela Spaccia, ex asistente de Rizzo, a quien señala “con una responsabilidad identica” a la de su cliente en  el escándalo de corrupción en Bell.

“Mi cliente ha aceptado toda su responsabilidad al declararse culpable de los cargos de corrupción y ahora de evasión de impuestos, permitiendo que tome lugar la justicia”, dijo Spertus.
 
“Sin negar su responsabilidad, Spaccia era quien estaba encargada de procesar la documentación de mi cliente, por lo que espero ella también sea declarada culpable de los mismos cargos durante la primavera”, apuntó.

En octubre, Rizzo no disputó los 69 cargos de corrupción y malversación de fondos públicos en su contra, evadiendo así un juicio. Spaccia sí fue a juicio para responder a los cargos en su contra.
Spaccia, hallada culpable de 11 de los 13 cargos de los que se le acusaba, tiene fecha tentativa del 22 de enero para que se le dicte sentencia de hasta 17 años en prisión.

En la declaración aceptada hoy por el juez federal George King, Rizzo admite que creó una corporación fraudulenta en la que reclamó perdidas en su declaración de impuestos. La fiscalía sostiene que en consecuencias el IRS sufrió perdidas de más de $300,000 entre los años 2006 al 2010.

Rizzo también admitió que usó esa compañía fraudulenta, R.A. Rizzo Inc., para pagar por más de $80,000 en gastos personales en 2009, y $120,000 en trabajo de construcción de su casa en Huntington Beach en el 2010.

El escándalo de corrupción, protagonizado por Rizzo, Spaccia y otros cinco ex funcionarios de  la ciudad de Bell, ubicada al sureste de Los Ángeles y que cuenta con una población 98% latina, salió a la luz en el 2010.

Rizzo se vio obligado a renunciar en julio de ese año, luego de que el diario Los Ángeles Times reportara que este se había adjudicado, de forma ilegal, un salario anual que ascendía a $1 millón de dólares anuales, lo que lo había convertido en el funcionario público mejor pagado del país.