California en alerta: Ola de calor y temporada de incendios

Ola de calor: Vea cómo se preparan las autoridades para temporada de incendios

Cómo se preparan autoridades para incendios

Cómo se preparan autoridades para incendios

Antonio Valverde explora los preparativos para esta temporada de incendios y da recomen...

Antonio Valverde explora los preparativos para esta temporada de incendios y da recomen...

Temp. Season 2012 | 07/10/12 | 02:39  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Antonio Valverde explora los preparativos para esta temporada de incendios y da recomendaciones en caso usted se encuentre en esa situación.
07/10/12 | 02:39 Disponible hasta 07/10/12
Univision

 

LOS ÁNGELES, California - El Servicio Meteorológico, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y el Departamento Forestal de California advirtieron que una ola de altas temperaturas pone en riesgo de incendios al sur de California.

El calor llegó ayer pero aumentará hoy y más aún mañana, con hasta 116 grados Farenheit en montañas y desiertos, informó el Servicio Meteorológico.

La NASA informó por su parte que desde el Laboratorio de Propulsión en California que el único ingrediente que falta a las condiciones de amenaza de incendios son los vientos.

El terreno se encuentra reseco y con altas temperaturas se convierte en potencial combustible de incendios, advirtió la NASA.

El Departamento Forestal reportaba hoy tres incendios activos y cuatro contenidos en los últimos días.

La temporada de incendios va de mayo a fines de septiembre, pero esta vez es la primera este año en que diversas instituciones coinciden en advertir sobre riesgos.

Adicionalmente, las autoridades recomendaron abstenerse de salir de casa y hacer ejercicios al aire libre si no es necesario, tener suficientes líquidos para bebés y ancianos y no dejar, ni siquiera momentáneamente, a bebés o mascotas en autos estacionados.