Enlaces Relacionados

  • Kathryn Bigelow y Osama bin Laden
  • Geoff Morrell
  • Kathryn Bigelow y Mark Boal
  • Plano de la casa de Osama
  • Hollywood y las fuerzas armadas
  • Tom Fitton
  • Kathryn Bigelow y Mark Boal
  • Michael Vickers
  • Casa de Osama Bin Laden
  • Los cabos sueltos de la muerte de Bin Laden
  • Barack Obama and Mitt Romney
  • Próximo álbum

Bin Laden: Hollywood logró lo que la prensa no pudo

La cercanía entre el actual gobierno demócrata y Hollywood ha sido evidente por años -- desde el apoyo abierto de varias celebridades como Eva Longoria, Robert Downey Jr. y Oprah Winfrey hasta la reciente visita de Barack Obama a la mansión de George Clooney que batió records de recaudación de fondos pasando los $15 millones -- pero las 266 páginas obtenidas por la organización Judicial Watch del Departamento de Defensa y la CIA demuestran que Hollywood pudo lograr lo que la prensa no pudo: obtener detalles confidenciales sobre la misión que acabó con la captura y ejecución de Osama Bin Laden en Pakistán.

 

Quedó claro no solo que algunos en la industria del entretenimiento tienen mucha palanca en Washington, sino también que si alguien quiere saber más acerca del operativo que todo el mundo esperó por más de 10 años tiene más posibilidades haciendo una película de acción y no una pieza de periodismo investigativo.

Tras nueve meses de litigio, la organización Judicial Watch ganó acceso a 153 páginas de records del Departamento de Justicia y 113 de la Agencia Central de Inteligencia gracias al Freedom of Information Act.

 

Lo que se lee en estos documentos -- los cuales mencionan a personas de alto rango en el gobierno, como el Secretario de Prensa del Pentágono Geoff Morrell, Douglas E. Wienstein de la Office of the Under Secretary of Defense for Intelligence, John O. Brennan (Chief Counterterrorism Advisor to the President) y Denis McDonough (Deputy National Security Advisor) -- evidencia la arbitrariedad con la que se decide autorizar el flujo de información desde Washington, bloqueando información y fotos a la prensa y a organizaciones como Judicial Watch sobre el operativo por cuestiones de “seguridad nacional”, mientras se divulgan datos claves a cineastas de Los Ángeles, como por ejemplo el seguimiento que se le hizo a Abu Ahmed al-Kuwaiti, mensajero de Bin Laden, o la identidad de uno de los integrantes del SEAL Team 6 que capturó al líder de al-Qaeda.

 

¿Quién es el verdadero “Cuarto Poder” en nuestra democracia? (Geoff Morrell en la foto).

Según se lee en los documentos obtenidos tras el caso Judicial Watch v. U.S. Department of Defense, el escritor y productor Mark Boal y la directora Kathryn Bigelow se reunieron varias veces con representantes de la Casa Blanca, el Pentágono, la CIA y el Departamento de Defensa para ultimar detalles sobre el proyecto que tienen acerca de la operación de captura a Bin Laden.

 

Uno de los temas mencionados es la fecha tentativa para el estreno de esta película -- octubre de este año -- lo cual le daría a Obama una carta más de cara a las elecciones presidencales contra Mitt Romney. Para la columnista Maureen Dowd del New York Times, esto prueba que la filtración de información confidencial fue diseñada para ayudar a la campaña de reelección del presidente.

 

“La Casa Blanca está contando con la versión de la pantalla grande de Kathryn Bigelow y Mark Boal acerca del asesinato de Bin Laden para contrarrestar la cada vez más creciente reputación de ineficiente de Obama”, escribió Dowd. “El filme de Sony del par de ganadores del Oscar por ‘The Hurt Locker’ reflejará sin dudas la decisión ‘cool’ y con agallas del presidente ante probabilidades poco firmes. Justo como Obamaland esperaba, se planea que la película se estrene el 12 de octubre de 2012 -- sincronizado perfectamente para darle un empujón en la recta final a una campaña que se ha vuelto más difícil”.

Aparte de revelar la identidad del líder de SEAL Team 6 y el seguimiento que se le hacía al mensajero de Bin Laden, los documentos desclasificados indican que Boal y Bigelow no solamente se reunieron varias veces con altos oficiales del gobierno, sino que también pudieron darse una vueltita por el lugar donde fue planeada la operación -- llamada ‘The Vault’, aunque en declaraciones para el LA Times un portavoz de la CIA minimizó este dato ya que dice que siempre se usa ese término en las misiones de la agencia -- y ver la réplica que la CIA construyó del recinto donde vivía el líder de al-Qaeda en Pakistan.

 

Y esto mientras en la Casa Blanca había un esfuerzo concertado para evitar filtraciones delicadas a la prensa acerca de este caso. Esta gráfica muestra uno de los planos de la mansión donde vivía Osama Bin Laden que fue utilizado por el Pentágono para planificar el asalto que puso fin a la vida del terrorista.

Si bien no es para nada inusual que el Pentágono y la CIA cooperen con proyectos de Hollywood (ahí están los ejemplos de Battle of LA, Battleship o Transformers), los emails divulgados por Political Watch evidencian para muchos los dobles estándares con los que se maneja información confidencial en Washington.

 

Por un lado, uno de los emails expresa un pedido del Pentágono de rechazar cualquier solicitud de la prensa para ayudar con libros, documentales y proyectos de filme sobre el operativo de Usama Bin Laden y, por otro, la portavoz de la CIA Marie Harf escribe en otro email que intentaron mantener en secreto las visitas del productor Mark Boal a la agencia “por todas las sensibilidades involucradas en quién puede participar en este tipo de cosas”.

“Es irónico e hipócrita que el gobierno de Obama haya bloqueado el pedido de Judicial Watch por las fotos de la muerte de bin Laden, citando preocupaciones por la seguridad nacional, pero parece estar dispuesto a compartir detalles íntimos sobre el operativo para ayudar a estos cineastas de Hollywood a sacar una película perfectamente sincronizada para darle darle un empujón en la recta final a la campaña de Obama”, dijo Tom Fitton, presidente de Judicial Watch.

 

Lee a continuación algunas de las cosas que aparecen en estos documentos desclasificados.

En un email del 9 de junio de 2011 (página 8 de los documentos) dirigido al Comandante Bob Mehal y otros miembros del Departamento de Defensa se lee una especie de acta sobre los puntos que tocaron los representantes del Pentágono con el guionista y productor Mark Boal.

 

Además de señalar la fecha tentativa del estreno entre septiembre y diciembre de 2012, se menciona que se busca resaltar la gran cooperación entre la CIA y el Departamento de Defensa, así como el trabajo de inteligencia que se realizó.

Michael Vickers (Under Secretary of Defense for Intelligence) escribió en un email (página 39 de los documentos) donde dice que la CIA está cooperando completamente con Boal por órden del director Leon Panetta y que al Departamento de Defensa “le gustaría darle forma a la historia para prevenir imprecisiones graves, pero no queremos hacer parecer que los comandantes piensan que está bien hablar con los medios”.

Un email interno de la CIA del 13 de julio de 2011 (página 53 de los documentos) indica que Bigelow y Boal tuvieron acceso al “Vault”, el inmueble donde la CIA planeó la estrategia para el operativo de captura a Bin Laden.
La transcripción de una reunión el 14 de julio de 2011 (página 140 de los documentos) dice que el Departamento de Defensa reveló la identidad del líder de SEAL Team 6
¿Crees que está bien que Washington haya revelado datos confidenciales del operativo de la muerte de Bin Laden a cineastas de LA y no a la prensa? ¿Será este un factor decisivo en las elecciones presidenciales entre Obama y Romney? Opine en nuestros foros.
Próximos álbumes

Angelinos protestan por las posturas de Mitt Romney en su visita a California

Los Ángeles a través del lente de fotógrafos juveniles

Fotos cuestionables de la patrulla fronteriza en San Diego

El Salvador inició jornada de elecciones presidenciales

Disfruta más imágenes
a tu izquierda